Arte urbanoPost

La invasión artística de Dimas

La invasión artística de Dimas
La invasión artística de Dimas

Toma el aerosol y se escucha la bola de acero que comienza a chocar contra las paredes del envase. El diseño está en su mente y el muro se encuentra frente a él, inmóvil, aletargado entre la indiferencia de los que transitan por el lugar. Dimas da un paso hacia adelante y los primeros trazos marcan el inicio de una historia que podría durar tan solo días.

Su seudónimo “es por la Biblia, por el primer perdonado” y lo estampa con un juego de palabras. “Cometí un error, hice una mala inversión y terminé detenido. Mi mamá fue a verme y me dijo que no iba a salir rápido. Me llevó una resma de hojas con biromes de colores y empecé”, recuerda. Luego de eso se anotó en la Licenciatura en Bellas Artes y ahora tiene un estudio de tatuajes, da clases y brinda un taller de arte urbano en el Instituto para la Recuperación del Adolescente (IRAR), que para los jóvenes resulta como “un cable a tierra”.

Dimas: Street art en Rosario
Dimas: Street art en Rosario

Dimas pinta hace siete años en la vía pública. Es su forma de expresión y su fuente de trabajo. “La calle es mi medio publicitarioMe fijo que impacte visualmente, que pase el colectivo y se vea, que pare un auto y le quede a la vista, que se lo choque la persona que va caminando“, explica el artista.

Sus herramientas son los rodillos, los pinceles, los aerosoles y fundamentalmente su creatividad. “Hago cosas mías o mezclo, lo voy reformando y hago cosas de otras personas a mi manera”, indica teniendo como ejemplo El Guernica plasmado en Maipú al 900.

Dimas: Street art en Rosario - Maipu al 900.
Dimas: Street art en Rosario – Maipu al 900.

En la calle pinto con aerosol porque cubre todas las superficies, que suelen estar raídas. Me lleva dos horas, dos horas y media y me voy. Pero cuando son trabajos particulares me tomo dos o tres días. Hago un boceto previo, llevo una imagen cargada en el celular y después es todo a mano alzada”, explica.

Dimas: Street art en Rosario
Dimas: Street art en Rosario

“Errar es de humano, perdonar es de otro planeta”, se lee en uno de los trabajos de Dimas en el que Lionel Messi aparece con una aureola y haciendo el saludo del teniente Spock de Star Trek. En la pared de un estacionamiento de Urquiza entre Sargento Cabral y San Martín el rosarino es mitad santo y mitad extraterrestre. El graffiti hace alusión a las críticas recibidas por el futbolista en 2016 luego de que trascendiera su deseo de abandonar la selección argentina. En el centro de la ciudad también plasmó un Principito con la cara tapada, una bomba molotov en una mano y una rosa en la otra y la leyenda “lo esencial del pueblo es invisible a los políticos”.

“Pinté en todo Rosario. Parte de mi proyecto personal es una invasión artística en la ciudad, un embellecimiento. Los barrios me encantan, llevar obras que sino tendrían que verlas en el centro”, comenta.

Con el correr de los años, se ha validado esta expresión y es habitual ver a los artistas interviniendo espacios públicos y privados, componiendo galerías al aire libre para deleite de los transeúntes y conductores.

Sin embargo, aún hay muchos que sienten emoción al dejar su marca sin permisos. Sobre el tema, Dimas se muestra cauteloso: “No voy a escrachar una casa o un lugar público. Pinto si veo un semáforo, un cartel o un lugar abandonado. Yo salgo a hacer mi obra de día, no me escondo. Me ven haciendo una obra que no molesta”.

Dimas: Street art en Rosario
Dimas: Street art en Rosario

Cuando estoy pintando las personas que van a comprar el diario o los chicos que salen de la escuela se paran a ver el trabajo y se oponen a hablar conmigo y es muy gratificante“, relata

En medio de un aluvión de tags, grandes escenas figurativas, caricaturas y piezas de estilo libre destacan por su poder de atracción. Hay que parar y mirarlas. Dejarse influir por las formas y los colores, porque lo que hoy está, mañana quedará solo en fotos.

Para disfrutarosario.com